Archivo de la categoría: Grup Femení ARC

#Nosolocancha: “¿Qué?, ¿cuándo? y ¿cómo?” , per Miguel Fuente

Aquí volvemos con un episodio más dentro de mi sección #Nosolocancha , este fin de semana he tenido la oportunidad de ver dirigir de manera cercana a algun@s compañer@s, posteriormente he intentado analizar mi actuación en otro quinto set que se nos escapa. Toda esta información acompañada de un llamada a Valladolid y otra a Sevilla me dan la seguridad que este personal artículo pueda haceros pensar sobre: QUÉ información transmitís, CUÁNDO lo hacéis y CÓMO lo hacéis.

Creo que todos los entrenadores pasamos por épocas, habitualmente los principios son difíciles, el perfil de entrenador nobel suele ser muy enérgico e impetuoso, muchas veces sin demasiado criterio, cosa que hace la inexperiencia. No hay problema en soltar “paquetes” a diestro y siniestro, arreglando las situaciones con un “hay que echarle coj…. ganas”.

Los tiempos muertos se convertían en un sufrimiento exagerado para los jugadores, somos capaces de relatar una cantidad de errores de cualquier índole sin la intención de aportar ninguna solución, todo lo arreglamos con…. ganas.

Propongo que pasemos cuanto antes esa época y no amarguemos a nuestros jóvenes, o no tan jóvenes, deportistas que ya bastante tienen con lidiar con todo lo que concierne a la práctica competitiva del VOLEIBOL.

fuente

Vamos a ir acotando que considero de manera personal que se debe hacer en cada fase de comunicación con nuestr@s chic@s.

INMEDIATAMENTE ANTES DE LOS PARTIDOS:

- Reforzar la confianza en ellos mismos y en el trabajo semanal que hemos realizado, es del que todos vivimos.

- Intentemos dar sólo la información sobre el rival que nuestro equipo pueda asimilar y llevar a cabo, demasiada información podría hacer que no se retenga nada.

- Si se debe dar alguna consideración individual, por ejemplo distribución de pase, se puede intentar dar de manera individual durante fases de la previa en la que podamos tener la atención total del jugador.

DURANTE LA DISPUTA DEL  PARTIDO:

- Entre punto y punto no podemos requerir una atención continua del jugador, hay que respetar su momento de desconexión entre situaciones de atención extrema como son los puntos, por tanto órdenes claras y concisas, no debe tener que procesarlas, según se escuchan, se asimilan.

 – Intentad no señalar obviedades tipo “has fallado esa bola”, él/ella lo sabe, es un hecho, deberíamos ver si la elección ha sido buena o mala, y quizá reforzar positiva o negativamente esa decisión. Últimamente intento que no sea inmediatamente después de que se haya cometido el “error”, dejo que pase una acción, nada más ocurrir muchas veces nuestros deportistas están con la guarda subida, saben que les va a señalar nuestro dedo acusador, en cambio, después de una acción, tendrá su guarda bajada y quizá sean más receptiv@s

- Por favor, intentad dejar de corregir gestos técnicos, hay gente le cuesta años asimilar y dominar estos gestos, eso es trabajo para el día a día. Intentad dar claves para la resolución de esas situaciones. La única corrección técnica que puedo aceptar, es alguna que se derive de un cambio básico en la manera de jugar del equipo, por ejemplo, cuando empecemos a acelerar la bola.

- Es momento para pequeños ajustes tácticos, marcar dirección de saque o distribución de bola, pero, con juicio, los jugadores no deberían ser coches teledirigidos.

DURANTE UN TIEMPO MUERTO

- Debería cambiar mucho el contenido si hemos pedido nosotros el tiempo a si han sido los rivales, o ha sido un tiempo técnico. De una manera u otra, debería caber tanto las correcciones como el refuerzo positivo. El porcentaje de cada cosa…. dependerá de la situación, la actitud del equipo y demás factores. Pero, siempre que os sea posible, no utilicéis los tiempos para una sola finalidad. Estaríamos tentados de simplificar todo en el ya citado “hay que echar más…. ganas”.

DURANTE UN CAMBIO DE SET

- Deberemos tener una síntesis de lo que ha pasado hasta ahora bastante clara, no hay por qué compartirla, pero enfocaría de manera adecuada el planteamiento para el próximo set.

- Volvemos a intentar aportar soluciones a los problemas de la cancha, correcciones y cambios tácticos, quizá sea el momento de usar esa “carpeta táctica” de la que solo damos uso cuando hace calor.

NADA MÁS ACABAR EL PARTIDO

- Nos debemos dar cuenta que no sólo perdemos o ganamos los técnicos, así que la frustración o alegría que sentimos puede que esté magnificada en nuestro equipo, su régimen de pulsaciones es bastante mayor, y, por lo general, les cuesta más manejar este tipo de situaciones. Normalmente suele ser más difícil manejar las derrotas, por eso las señalamos más directamente.

- Por favor, evitad los numeritos, no aportan nada bueno a nuestro deporte, aparte, es nuestra obligación educar a nuestro equipo tanto en la victoria como en la derrota. Sí, también hay que enseñar a ganar, aunque lo hagamos poco.

- Normalmente en caliente los análisis son precipitados, intentad, durante la fase de vuelta  la calma, encontrar una valoración positiva del partido, aunque sólo se te ocurra que “somos malísimos”, que “fulanito es un lastre” o que no se puede ganar sin echar… ganas. Echa mano a estadísticas, si tomáis, y ve la luz de lo que se ha hecho, algo habrá, estoy seguro.

- Si hubiera que solucionar alguna situación complicada, a.k.a. “paquete”, que sea de manera calmada, aunque el fondo pueda ser duro. Eso sí, sólo deberías usarlo si el feedback puede ser bueno para el jugador o el equipo. No entrar en discusiones ni trapos sucios o “trash talking”, cosas referente a lo que nos ocupa.

VALORACIÓN DEL PARTIDO CON EL EQUIPO

- Este es el momento en la que el cuerpo técnico, o entrenador, encara de manera más cruda el partido en cuestión. Deberemos tener respuestas para todo o casi todo, con datos en la medida de lo posible. Quizá solo habiendo visto el partido en vídeo nos valga, pero con los datos en la mano, no habrá lugar a la interpretación.

- Aquí todos estamos bajos de pulsaciones, así que la gente asumirá mejor las críticas. Así que podemos tener más “manga ancha” con los “paquetes” que nos guardamos al final del partido, si y sólo si, creemos aún necesario aplicarlos.

Lo que se debería de hacer a partir de este punto tendrá más que ver con la planificación del trabajo semanal en base a los resultados obtenidos el fin de semana. Otro tema tan interesante como extenso. Intentaremos ver algo en el clinic sobre “iniciación al estudio estadístico“. Ahí os tocará escucharme y no leerme si tenéis…. GANAS.

 Miguel Fuente | Tècnic Grup Femení GET Blume Voleibol

El món de l’anàlisi estadístic, per Albert Iricibar

#1 Primer contacte

La estadística generalment es relaciona amb l’alt rendiment, algoritmes i anàlisis complexos per a buscar, entre d’altres elements, tendències en la manera de jugar, la tàctica col·lectiva del pròxim contrincant, o l’eficàcia dels nostres jugadors per determinar el seu rendiment, per finalment prendre decisions a l’hora d’afrontar el següent partit.

Les dades sols son números que representen una realitat, el més objectiva possible. I el que es faci amb elles dependrà de les necessitats de cada situació. Evidentment que un equip d’elit que s’està jugant un campionat del món valorarà una quantitat de dades molt més gran que el que sols es dedica a treballar la base. Però aquest segon que potser creu que no es tant necessari, al meu parer, s’està equivocant al pensar que no en pot treure profit d’analitzar, en el seu nivell, quelcom que el pugui ser necessari. Com per exemple la freqüència de repeticions bones que realitza un jugador en un entrenament. Però anem a veure un exemple més clar.

El que mostrem a continuació, és una taula on veiem recepcions bones. El total a la part superior i desglossat per cada jugador. També es diferència el tipus de recepció segons el servei que ha realitzat l’equip contrari. Haig d’indicar, que per poder extreure conclusions significatives, es necessari un nombre més alt de dades.

Així doncs d’aquest mateix exemple, un equip pot necessitar sols el número total de recepcions bones (amb les que es pot atacar) que realitza l’equip, amb un total de 22, així extraient un rendiment de l’equip en aquest element. Si pugem un nivell més, al diferenciar per jugador, està clar que podrem observar a qui ens busquen més en recepció, i si ho està fent bé o no. Un següent nivell seria diferenciar les recepcions (augmentar el nombre de criteris, que ja en parlarem en properes entrades), doncs així podem observar que de les 22 recepcions, 12 son positives 55% i 10 son doble positives, el 45%. S’hauria de treballar per tal que el percentatge de dobles positives sigui més alt que el de les positives. Si anem una mica més enllà i separem les recepcions segons el tipus de servei que realitza l’equip contrari, llavors observarem que amb pilotes des de el terra obtenim recepcions “#” a diferència que si el servei es flotant amb salt, que no som capaços de fer-ne cap.

Com queda mostrat en aquest exemple, com més informació obtenim, més clar queda el que està succeint i així poder arribar a conclusions més encertades.

Per poder obtenir les dades, en aquests darrers anys l’ús de software específic en el nostre esport s’ha centrat sobretot en el DataVolley, però no es l’únic que hi ha al mercat, i com veurem en post posteriors, hi altres opcions per treure informació prou significativa per al nostre equip. Amb una fulla i anotar puntets de la freqüència d’accions és suficient, o la utilització d’una fulla de càlcul d’Excel preparada, també es vàlida per introduir informació i extreure’n conclusions rellevants. Es necessari saber el que volem trobar i plasmar-ho d’alguna manera (software o paper) per a recollir aquesta informació

 Us plantejo algunes qüestions, creieu necessari per al vostre equip fer estadística? on està la línia que separa el sí del no de fer-ne? Quines limitacions us trobeu per a fer-ne?

Albert Iricibar | Tècnic Grup Femení GET Blume Voleibol

“¡NO Cerramos por vacaciones!”, per Miguel Fuente

Desde que comenzamos en el deporte asimilamos los años por temporadas, nuestros años empiezan a finales de agosto o septiembre y acaban, en el mejor de los casos, en mayo o junio, que suele ser cuando se celebran los últimos campeonatos de pista. Pero, ¿por qué somos tan poco ambiciosos pensando que el calendario escolar y el deportivo deben ser los mismos? Acaso, cuando no estudias matemáticas en todo el verano, ¿se nos olvida resolver una ecuación en septiembre?, ¿dejamos de identificar sujeto y predicado?. Con el deporte considero que no ocurre así. Hace poco hemos tenido un periodo donde ,por diferentes motivos, no hemos podido tocar bola en tres días y ,a diferencia de las matemáticas, al volver el martes tenía la sensación de haber retrocedido a septiembre. Sé que muchos de vosotros, compañeros entrenadores, estáis convencidos de necesitar unas merecidas vacaciones, algo que en ningún momento dudo, los comienzos de año son duros.

En los cursos de nivel básico se enseña que la pretemporada es el momento ideal para recordar destrezas ya dominadas, o al menos conocidas, e ir sentando las bases para nuevos objetivos técnicos quizá más avanzados, todo ello acompañado con un contundente y habitualmente sufrido trabajo físico. La vuelta de la Navidad suele ser similar, ya estamos todos planificando nuestros ejercicios de control de balón, continuidad con desplazamiento, liberando paredes para torpedearlas con múltiples ejercicios de brazos, dedos, ataque, saque…. tanto septiembre como enero, no son buenos meses para ser pared.

Si como hemos dicho antes los comienzos de año son duros, ¿por qué nos empeñamos en hacer de enero septiembre?, ¿nos gusta volver a sentir el desgaste que sufrimos todas las pretemporadas y que hacen que contemos casi las horas de entrenamiento cuando se acerca la Navidad?, ¿somos sólo masoquistas? o, ¿hemos visto tantas veces “Atrapado en el tiempo” que queremos padecer lo mismo que Bill Murray en el Día de la Marmota?

¡Basta ya! ¡Rompamos todos con lo establecido! Comencemos a hacer los propósitos para el nuevo año antes del 1 de enero. Alguno me tachará de loco por pedir adelantar las miles de promesas que no vamos a cumplir pero, sed realistas, hasta ahora no nos ha ido muy bien situarlas en el primer día del año.

Propongo algo diferente y quizá suicida. ¡Entrenemos más! Las instalaciones no suelen estar tan abarrotadas, nuestr@s pequeñ@s deportistas tienen muchísimo más tiempo libre y quizá incluso hagamos un favor a sus padres.

Mi propuesta para este periodo “oxigenarnos no dejando de jugar a voleibol”. Incluyamos todo tipo de juegos infantiles a nuestros entrenamientos, sí, son simples y tontos, pero veréis cómo disfrutan vuestras juveniles volviendo a jugar, por ejemplo, a pañuelo, rescate o similares. Tiremos de otras disciplinas deportivas en nuestros entrenamientos. Subamos los contenidos lúdicos de nuestros entrenamientos. Volvamos a explotar esa herramienta imprescindible que es “el juego reducido”. Utilicemos todo lo que esté en nuestra mano: la altura de red, dimensiones del campo, número de contactos y participantes para hacer que la Navidad sea algo diferente también en la cancha. Con estos planteamientos…. ¿por qué no mezclar infantiles y cadetes?, ¿o cadetes y juveniles?, ¿o juveniles e infantiles?, cualquiera de las miles de combinaciones nos acercarán a la consecución de nuestro objetivo.

De verdad espero que pongáis en práctica esta idea y, lo más importante, compartáis y valoréis conmigo la experiencia. Mi horario de entrenamiento si que está supeditado al calendario escolar, por tanto estoy intentando predicar algo que no voy a poder poner en práctica. No os preocupéis, la “justicia cósmica” dará buena cuenta de mí.

Mis mejores deseos para estos días y nos volveremos a ver en vuestro enero, mi septiembre.

Miguel Fuente | Tècnic Grup Femeni GET Blume Voleibol

#NoSoloCancha la secció del Tècnic Blume, Miguel Fuente

#NoSoloCancha

Porque todos sabemos que un entrenador no sólo trabaja en la pista, en esta sección intentaremos dar soluciones a problemas y otros enfoques de las tareas habituales en el día a día de un entrenador. Esta sección no es cerrada, estaré encantado de dar mi posible solución a vuestros problemas. Seguro que todos sabéis como hacérmelas llegar. Y si aún no es así, siempre podréis encontrarme en una cancha.

Miguel Fuente | Tècnic Grup Femení Blume