Archivo por días: 22 enero, 2015

Consideraciones generales del trabajo de cobertura o apoyo, per Alberto Toribio

Siguiendo la línea de artículos anteriores, voy a detallar a mi modo de entender, cuáles son los elementos claves en el trabajo de cobertura o apoyo en nuestro deporte, elemento en muchas ocasiones desaparecido dentro de las planificaciones de entrenamiento y que tantos beneficios puede aportar al desarrollo del juego de nuestros equipos.

Por un lado, vamos a analizar el trabajo técnico de la cobertura y por otro todo lo referente al trabajo táctico de la misma.

TÉCNICA

Posición básica de cobertura:

  • Rodillas semiflexionadas.
  • Brazos extendidos delante, con semiflexión de los codos.
  • Manos abiertas con las palmas orientadas hacia arriba.
  • Inclinación del cuerpo hacia delante, en función de la distancia a la red, es decir, si estamos cerca de la red será una posición mas incorporada ya que nos orientamos en perspectiva a la zona de donde nos puede venir la pelota, mientras que si estamos lejos, adoptaremos cierto desequilibrio hacia delante, similar al de la defensa del segundo tiempo.
  • Vista del jugador en el bloqueo, no estará mirando al atacante, sino que directamente estará dirigiendo la vista hacia los bloqueadores, que será de donde venga el balón.

Golpeo:

  • Ira en función del tiempo de ejecución que tengamos, teniendo en cuenta que es un primer toque, el reglamento es lo suficientemente permisivo como para que podamos sacar el balón de cualquier manera, excepto reteniendo el mismo. Evidentemente utilizaremos el toque básico (antebrazos, dedos), si tenemos el tiempo suficiente para poder ejecutarlo correctamente.
  • Dirigido a la reconstrucción del segundo toque (colocador o encargado de la reconstrucción en caso que ese primer toque lo realice el mismo), en la misma línea del anterior, es decir, si tenemos tiempo suficiente como para poder hacerlo

TÁCTICA

Existen dos sistemas básicos a mi forma de entender, que pueden cubrir desde el trabajo de base hasta el alto rendimiento. Hablamos de los sistemas 2-3 y 3-2, que analizaremos por separado:

2-3:

  • Sistema de cobertura en el que ponemos dos jugadores al apoyo corto y tres jugadores al apoyo largo, bajo mi punto de vista, sistema dirigido más a categorías inferiores por la falta de agresividad de bloqueo, por lo que el balón tenderá a caer en mayor medida lejos de la red que cerca.
  • Poco exigente con el colocador, la distancia del colocador al pase, produce en el trabajo de base, que en muchas ocasiones se haga complicado que llegue a ser uno de los componentes del apoyo corto, por lo que en este sistema, le asignaremos el rol de apoyo largo.

3-2:

  • Sistema en el que ponemos tres jugadores al apoyo corto y dos al largo, este sistema que es en general el más utilizado, refuerza la zona de apoyo corto ya que en una etapa en la que el bloqueo consiga invadir el campo contrario en mayor medida, el balón tenderá a caer de manera general más cerca de la red.
  • Debemos tener en cuenta en este sistema, que deberemos tener planificados los cambios de zona de los jugadores, adaptándose a las circunstancias de juego, por ejemplo, si tenemos asignado el rol de apoyo corto al colocador y este realiza un pase a 8 m. de la red, es poco probable que llegue al punto asignado, por lo que deberemos tener previsto que realiza nuestro equipo en esos casos, mi propuesta en esta situación concreta, es que nuestro sistema 3-2, se convierta en un sistema 2-3 o incluso en un 2-2, si el colocador no llegara ni siquiera a la segunda posición propuesta.

Una vez analizada la cobertura desde el punto de vista técnico-táctico, las claves en su trabajo desde mi punto de vista son las siguientes:

  • En la cobertura la velocidad de reacción, será un elemento físico que hará que aumente su rendimiento, por lo tanto será importante que trabajemos este apartado para su desarrollo.
  • El trabajo de cobertura, es importante que este integrado en el trabajo global, si desarrollamos el sistema en cuanto a posiciones, de una forma aislada, sin tener en cuenta acción anterior y posterior de cada jugador, no conseguiremos integrarlo en nuestro patrón de juego.
  • Uno de los elementos claves en esta fase del juego es la actitud ante la realización de la misma, al igual que en la defensa, en muchas ocasiones, la una actitud agresiva en cobertura, puede suplir carencias tanto en la técnica como en el sistema que utilicemos.
  • No será un elemento que nuestro equipo realice de manera correcta, si no le empleamos una parte de nuestro tiempo en la planificación de nuestro trabajo semanal, mensual o de temporada.

Bueno de la misma manera que en los artículos anteriores, solo he intentado abrir un apartado más de nuestro trabajo como técnicos, que os invite a la crítica y a la reflexión, tanto de lo que vosotros realizáis en vuestros equipos, como de lo que aquí he explicado.

Muchas gracias.

Alberto Toribio.