“¡NO Cerramos por vacaciones!”, per Miguel Fuente

Desde que comenzamos en el deporte asimilamos los años por temporadas, nuestros años empiezan a finales de agosto o septiembre y acaban, en el mejor de los casos, en mayo o junio, que suele ser cuando se celebran los últimos campeonatos de pista. Pero, ¿por qué somos tan poco ambiciosos pensando que el calendario escolar y el deportivo deben ser los mismos? Acaso, cuando no estudias matemáticas en todo el verano, ¿se nos olvida resolver una ecuación en septiembre?, ¿dejamos de identificar sujeto y predicado?. Con el deporte considero que no ocurre así. Hace poco hemos tenido un periodo donde ,por diferentes motivos, no hemos podido tocar bola en tres días y ,a diferencia de las matemáticas, al volver el martes tenía la sensación de haber retrocedido a septiembre. Sé que muchos de vosotros, compañeros entrenadores, estáis convencidos de necesitar unas merecidas vacaciones, algo que en ningún momento dudo, los comienzos de año son duros.

En los cursos de nivel básico se enseña que la pretemporada es el momento ideal para recordar destrezas ya dominadas, o al menos conocidas, e ir sentando las bases para nuevos objetivos técnicos quizá más avanzados, todo ello acompañado con un contundente y habitualmente sufrido trabajo físico. La vuelta de la Navidad suele ser similar, ya estamos todos planificando nuestros ejercicios de control de balón, continuidad con desplazamiento, liberando paredes para torpedearlas con múltiples ejercicios de brazos, dedos, ataque, saque…. tanto septiembre como enero, no son buenos meses para ser pared.

Si como hemos dicho antes los comienzos de año son duros, ¿por qué nos empeñamos en hacer de enero septiembre?, ¿nos gusta volver a sentir el desgaste que sufrimos todas las pretemporadas y que hacen que contemos casi las horas de entrenamiento cuando se acerca la Navidad?, ¿somos sólo masoquistas? o, ¿hemos visto tantas veces “Atrapado en el tiempo” que queremos padecer lo mismo que Bill Murray en el Día de la Marmota?

¡Basta ya! ¡Rompamos todos con lo establecido! Comencemos a hacer los propósitos para el nuevo año antes del 1 de enero. Alguno me tachará de loco por pedir adelantar las miles de promesas que no vamos a cumplir pero, sed realistas, hasta ahora no nos ha ido muy bien situarlas en el primer día del año.

Propongo algo diferente y quizá suicida. ¡Entrenemos más! Las instalaciones no suelen estar tan abarrotadas, nuestr@s pequeñ@s deportistas tienen muchísimo más tiempo libre y quizá incluso hagamos un favor a sus padres.

Mi propuesta para este periodo “oxigenarnos no dejando de jugar a voleibol”. Incluyamos todo tipo de juegos infantiles a nuestros entrenamientos, sí, son simples y tontos, pero veréis cómo disfrutan vuestras juveniles volviendo a jugar, por ejemplo, a pañuelo, rescate o similares. Tiremos de otras disciplinas deportivas en nuestros entrenamientos. Subamos los contenidos lúdicos de nuestros entrenamientos. Volvamos a explotar esa herramienta imprescindible que es “el juego reducido”. Utilicemos todo lo que esté en nuestra mano: la altura de red, dimensiones del campo, número de contactos y participantes para hacer que la Navidad sea algo diferente también en la cancha. Con estos planteamientos…. ¿por qué no mezclar infantiles y cadetes?, ¿o cadetes y juveniles?, ¿o juveniles e infantiles?, cualquiera de las miles de combinaciones nos acercarán a la consecución de nuestro objetivo.

De verdad espero que pongáis en práctica esta idea y, lo más importante, compartáis y valoréis conmigo la experiencia. Mi horario de entrenamiento si que está supeditado al calendario escolar, por tanto estoy intentando predicar algo que no voy a poder poner en práctica. No os preocupéis, la “justicia cósmica” dará buena cuenta de mí.

Mis mejores deseos para estos días y nos volveremos a ver en vuestro enero, mi septiembre.

Miguel Fuente | Tècnic Grup Femeni GET Blume Voleibol

2 pensamientos en ““¡NO Cerramos por vacaciones!”, per Miguel Fuente

  1. Jose Luis

    Yo deberé de ser igual de loco/masoca que tu, me encantaría poder aprovechar las navidades para seguir entrenando, o como bien dices, aliviar la tensión/presión de la competición con pequeños juegos, el gran problema es que los pabellones cierran, por ejemplo en nuestro caso cerraron el 24 de diciembre y hasta el próximo día 8 no volvemos, 2 semanas parados que se hacen eternas.

    Feliz año Miguel

    Responder
  2. Miguel

    Como predije en el artículo, parte de mi grupo ha vuelto a septiembre, sin sol y sin tanto tiempo por delante. Lo bueno, que en breve seguro que logramos encontrar la llave donde guardan el trabajo anterior.

    Gracias por seguir nuestro blog y saludos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>